Charla sobre “Los inicios del Bullying”

Están aquí: Inicio > Articulos > 19. Diciembre 2014

El pasado 3 de Diciembre tuvo lugar una charla sobre la identificación del bullying entre los niños de 3 y 9 años. Asistieron 62 personas entre padres y profesores y la impartió Izaskun Orúe colaboradora del Deusto Stress Research, instituto de investigación de la Universidad de Deusto para problemas de conducta agresiva y otros problemas emocionales.

El contenido de la charla estuvo muy acertado desde el punto de vista práctico, ya que cubrió prácticamente todas las áreas que uno espera tratar en una charla así.

Por ejem., qué es bullying y qué no lo es: las claves en la definición son uno o varios agresores, durante tiempo prolongado, sometiendo a otro niño/niña a sus actuaciones agresivas o de exclusión social, sabiendo que está mal y por ello, escondiendo sus actos a padres y profesores y con intención de herir. El agresor es líder y quiere poner a los otros en contra.

O que el bullying no sólo tiene consecuencias para la víctima, sino también para los agresores, ya que está sobradamente demostrado por estudios longitudinales que aquellos que ejercieron bullying de pequeños, más tarde, a los 18, 25 y 30 años tenían significativamente más conductas antisociales, internamientos en la cárcel, drogodependencias y depresión.

El pico del bullying se da en sexto de primaria, aunque suele comenzar mucho antes. El bullying verbal es el más frecuente, si bien entre las niñas lo es el relacional y cuando más se da es en aquellos momentos en que no hay supervisión adulta (el recreo, al ir al baño, etc.) y agresores y victima son de la misma clase.

La ponente nos explicó qué se puede hacer cuando se detecta un caso de bullying:

  1. lo que NO se debe hacer (banalizar la violencia como “son cosas de niños”, cometer error de atribución “la víctima se lo ha buscado” o “que aprenda a defenderse” o acatar la Ley del Silencio tratando de no poner el problema sobre la mesa) y,
  2. lo que podemos hacer desde los diferentes puntos de vista: qué hacer como padres de la víctima, como padres del agresor, como profesores e incluso qué hacer desde el colegio.

Tiene además especial importancia para la solución del problema la necesidad de relaciones cercanas y colaboración estrecha entre padres y profesores.

Desde la Escuela de Padres, ha sido un placer organizar esta charla a la vista de la expectación que ha tenido. El feedback posterior ha sido muy positivo y agradecemos a todos los asistentes su colaboración en la cumplimentación del cuestionario, que nos ayudará a organizar más charlas de interés para todos. Para cualquier sugerencia, se puede contactar con EscuelaDePadresDSB@gmail.com

Gracias a todos,

Mercedes Aguirre y Astrid Lemmens