Jugend forscht 2018

Están aquí: Secundaria > Articulos > 17. Diciembre 2018

Los jóvenes talentos muestran sus proyectos en el concurso regional de este año en Madrid.

Este concurso de los colegios alemanes de la península ibérica se desarrolló bajo el lema: (“No me preguntes a mí, pregúntatelo a ti mismo”).

¿Cuáles fueron las preguntas que los alumnos/as de nuestro colegio que nos mueven en el sector científico-técnico?

En los proyectos se mostraron trabajos de los ámbitos de la física, química y mundo laboral y abordaban siempre la pregunta:

¿Qué puedo hacer para mejorar aspectos de la vida cotidiana, hacer que algunas situaciones o condiciones de vida sean más fáciles u optimizar procesos técnicos/tecnológicos?

Afortunadamente en nuestro colegio la mayoría de los jóvenes investigadores trabajan desde hace varios años en diferentes proyectos que hemos ido desarrollando o que simplemente aportan ideas nuevas y creativas a este concurso.

Por ejemplo, Marc, quien lleva pensando desde hace dos años sobre cómo utilizar de manera más eficiente y ecológica las turbinas de los aviones.

Los experimentos conjuntos con Blanca sobre el proyecto „Turbina eléctrica, una máquina ecológica” convencieron al jurado y entusiasmó también a un ganador del premio nobel en química, catedrático Huber.

Marc y Blanca explica su modelo de una máquina ecológica al catedrático. Este aparato también lo bautizaron como „secador de pelo“.

 

El jurado otorgó a Blanca y Marc el segundo premio en la modalidad de premio especial MINT.

Las investigaciones de Paula sobre el trabajo „El sonido del color“ resultaron ser igual de convincentes. Expuso la pregunta sobre cómo se puede transmitir a las personas con discapacidad auditiva la sensación de recibir tonos.

Con su trabajo consiguió establecer una conexión entre el sentido auditivo y el sentido visual de colores y transmitió sonidos audibles de frecuencias en colores .

Con este trabajo el jurado le concedió un tercer premio.

Paula en conversación con el catedrático Sr. Huber, ganador del premio nobel en química.

 

Los ganadores del primer premio del año pasado en la categoría de Schüler experimentieren mostraron esta vez en la comparativa con otros equipos de un trabajo muy interesante e impresionante sobre la levitación.

Jon Ander, Erlantz y Gunter presentaron con un ejemplo práctico cómo se puede hacer flotar pequeños cuerpos con la ayuda de las ondas de ultrasonido.

La finalidad de estas investigaciones fue transportar  materiales peligrosos u objetos con temperaturas elevadas, por ejemplo.

Crearon un diseño experimental practicable y elaboraron una programación de las ondas de ultrasonido que hicieron posible mover cuerpos ligeros en dirección vertical.

El jurado concedió a este proyecto un tercer premio en la categoría técnica/tecnológica y el jurado de jóvenes les otorgó un premio de reconocimiento.

Este año Jon Ander, Gunter y Erlantz presentaron un proyecto técnico-electrónico muy ambicioso, que deja margen para poder extenderse en otras investigaciones y con el que aumenta nustra curiosidad sobre su desarrollo en el futuro.

 

Las investigaciones de María e Inés trataban sobre el tema „La lluvia no nos molesta“ – un „tópico en el País Vasco“, bromeaba el jurado en la entrega del tercer premio de este trabajo.

Inés y María investigaron durante su proyecto sobre qué regiones de África se ven afectadas por la sequía y cuáles registran precipitaciones abundantes.

Su pregunta consistía en cómo compenar estas situaciones opuestas, para proveer de agua a las regiones con poca o ninguna precipitación.

Este trabajo obtuvo un tercer premio.

Alumnos y alumnas interesados del Colegio Alemán de Madrid se informaron sobre las opciones para la utilización del agua de lluvia.

 

Dos de los alumnos más experimentados en „Schüler experimentieren – Jugend forscht „ son Alberto y Borja.

Cada año han presentado nuevos e interesantes proyectos en este concurso.

Los temas seleccionados abarcan mayoritariamente preguntas que surgen en el entorno cotidiano, cosas que se pueden mejorar.

Este año han realizado investigaciones sobre cómo conseguir tinta de extractos naturales que no afecte a la sensibilidad cutánea y que se pueda borrar o limpiar fácilmente.

Con el apoyo de su profesora de química llegaron a la conclusión  de que existía la posibilidad de separar el doble enlace del benceno y conseguir eliminar de esta manera los colores de los extractos.

Este proyecto captó la atención de un profesor de química de la universidad de Madrid, por lo que se ha conseguido obtener apoyo adicional al del colegio para desarrollar este trabajo.

Por este motivo, estamos muy ilusionados con su evolución de este  y nos alegramos además de todas las futuras investigaciones científicas-tecnológicas de todos los participantes en este concurso de „Jugend forscht“

Aprovechamos esta ocasión para agradecer sinceramente a todos los padres, a la junta directiva, a la administración, al profesorado, a las personas que nos han apoyado y por supuesto a los alumnos y alumnas, que han contribuido a que consigamos todos estos éxitos.

En calidad de coordinador del proyecto quiero agradecer a todos los alumnos y alumnas por el interés que han mostrado en todos sus trabajos y proyectos, por la colaboración que ha existido entre ellos y por el clima de trabajo tan armonioso y distendido.

¡Hasta la próxima!