Retos en Middle School – Un día en la ESO

Están aquí: Cursos > Artículos y fotos de los cursos > 23. Abril 2018

En este artículo, les presentamos un día típico en los Cursos de inglés y alemán en un grupo de alumnos de edades de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Fue un día de clase cualquiera en los Cursos, sin ningún evento especial, que puede servir de forma ejemplar para describir el día a día en los grupos de la ESO. A parte de los alumnos de edades de Educación Infantil y Primaria, y alumnos de Bachillerato, otra parte del alumnado en nuestros Cursos de inglés y alemán consiste en los alumnos de edades de la ESO, o en Estados Unidos llamado Middle School (escuela intermedia), para alumnos desde los 11 hasta los 14 años aproximadamente.

 

¿Es bueno estar en el medio? A veces no lo es, como cuando le toca el asiento en medio en un vuelo transatlántico. Pero a veces sí que lo es, como cuando ocupa el sitio en medio de un barco navegando en una tormenta, en lugar de caerse por los bordes. Con la enseñanza intermedia (ESO) es parecido, también está en medio. Los niños están justamente a la mitad de sus estudios escolares.

 

Han acabado la enseñanza infantil y primaria que les ha aportado un buen fundamento. Empezar Middle School (ESO) suele suponer un cambio para los niños, al que tardan un tiempo en adaptarse. En esta etapa, están creciendo y evolucionando a mucha velocidad. Cada vez se vuelven más autónomos y capacitados para aprender cosas nuevas y diferentes. Sin embargo, los años de bachillerato, o la formación profesional, o tal vez la universidad, les seguirán esperando y suponen aún grandes retos.

 

 

En nuestros Cursos de inglés y alemán, también se les plantea a los alumnos de la ESO más retos en todo lo que hacen en clase y durante las actividades lúdicas, pero eso no tiene que ser algo malo. En nuestros Cursos, los alumnos aprenden a manejarse en niveles más avanzados en las lenguas extranjeras, y también en informática, artes y deportes. Algunos alumnos optan por presentarse en uno de los exámenes oficiales de inglés o alemán.

 

 

En lo que se refiere a las amistades, los grupos de alumnos de edades de escuela intermedia (ESO) son una buena oportunidad para hacer contactos sociales y para crear nuevas relaciones de amistad también fuera del círculo habitual de cada alumno/a. En los Cursos, nos esforzamos por crear espacios seguros y de apoyo y establecemos programas que les permiten a los niños desarrollar la autoconciencia, la empatía y las conexiones sociales que necesitan.

 

 

Los niños de un grupo de inglés de edades de Middle School (ESO) disfrutaron de un día de clase en el Colegio Alemán en Bilbao el sábado 21 de abril 2018:

1 – Repaso para el próximo examen:

Los alumnos repasaron en clase los últimos contenidos trabajados, a base de sus libros de texto y los materiales digitales correspondientes, preparándose para el examen del siguiente sábado. La relación de la actividad oral y escrita en las clases es equilibrada, de manera que los alumnos cambian entre ejercicios por escrito, leídos, ejercicios de audición, de expresión oral, redacciones y conversaciones libres.

2 – Webquest sobre el baloncesto usando los iPads:

Para introducir el temario del baloncesto, el profesor del grupo optó por comentar con los alumnos las reglas del juego a través de un Webquest. Cada alumno/a trabajó con un iPad del Colegio para informarse sobre el baloncesto, guiado/a por el profesor y respondiendo preguntas en su cuaderno por escrito. Este año, el baloncesto es el deporte que nos acompaña en los Cursos durante los meses de abril y mayo, hasta celebrarse un torneo de baloncesto como evento de fin de curso el último día de clase.

3 – Pausa para almorzar:

A media mañana, los alumnos descansaron en las instalaciones exteriores del Colegio, tomando un almuerzo que habían traído de casa, y aprovechando para moverse y para charlar con los compañeros de clase. El area de recreo para los alumnos de edades de Middle School (ESO) incluye un patio cubierto con tablas de Ping-Pong , un patio de futbolín y una amplia zona verde con bancos.

4 – Ejercicios de baloncesto:

Como actividad lúdica ese día, el grupo participó con su profesor y con otro grupo de inglés con alumnos de edades parecidas en una actividad de baloncesto, programada por el profesor de deporte que planificó, preparó y supervisó los entrenamientos. Fue el momento de poner en práctica todo lo que los alumnos habían aprendido anteriormente en clase en el Webquest sobre el baloncesto.

5 – Examen sorpresa de gramática:

De nuevo de vuelta en clase, el profesor sorprendió a los alumnos con un Pop Quiz, un examen sorpresa, acerca de unos conceptos gramaticales que habían repasado en clase por la mañana. El resultado en este examen iba a ser parte de la nota del examen del siguiente sábado. A lo largo del curso, el profesor realizó algunos de estos breves exámenes para poder controlar mejor el correcto avance de cada alumno/a.

6 – Tiempo de película:

Los últimos minutos de clase, los alumnos fueron recompensados con unas escenas de una película. Aunque no se ven películas completas durante un día de clase por cuestiones de tiempo, cabe la posibilidad de visionar una película a lo largo de varios días de clase. De esta manera, se dedica cada vez algunos minutos a la película en tono original, que sirve como otra fuente más para asimilar el idioma extranjero.